viernes, abril 17, 2015

¿Es que acaso había alguna duda acerca de que nos pirra Robyn Alexandra?



Por si la hay... Aquí viene por séptima vez.

Lectura de 17 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 754,5 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 17º
  • Higrómetro: 45%

jueves, abril 16, 2015

"New Kid in Town"



Los Eagles en vivo en Washington D.C. 1977.

Lectura de 16 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 754 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 18,5º
  • Higrómetro: 45%

16 de Abril de 2015







miércoles, abril 15, 2015

El regreso del Nakhimov

Si nos molestamos en leer la sección de noticias internacionales de las revistas especializadas, cuyos números hayan salido a la luz durante la decrepitud del 2014 y los primeros meses de este casi preadolescente 2015, toparemos con una curiosa nueva procedente de Rusia referida a un poderoso navío de la época soviética que ha permanecido amarrado a un muelle durante más de una década. Hace unos días tratamos aquí la figura del SSV-33 Ural y ya mentamos, de pasada, al protagonista de este blog. Entonces hablamos del proyecto 1144 Orlan o clase de cruceros nucleares Kirov*1. De dicha clase ochentera hay dos supervivientes y los periodistas especializados en guerra naval se han hecho eco del deseo cierto del Kremlin de recuperar, al menos, a uno de estos obsoletos pero impresionantes navíos: el Nakhimov, un montón de chatarra oxidada, cierto, que ha estado durante años en la misma posición si consultamos el Google Earth, ambos hermanos amarrados en dos riberas enfrentadas de una base.

La cúpula de la Marina de guerra, en un alarde de prepotencia muy soviética, la cual tan solo puede, quizá, enmascarar capricho infantil más en un país que mezcla dos regímenes extintos como el zarista y el revolucionario, pretende salvar al Nakhimov de un destino indigno y librarlo del soplete. Por ese lado, les honra el esfuerzo, pero resulta, como poco, escandalosamente curioso el destino que le depara a este viejo dinosaurio de la guerra fría.

Pues bien, el crucero de propulsión nuclear Almirante Nakhimov entró en dique seco durante la primera semana del pasado mes de noviembre, en los astilleros de Sevmash en Severodvinsk, en la región de Arcángel. Según las declaraciones del responsable de Sevmash, Vladimir Spiridopoulo, los trabajos de gran carena que ya han comenzado servirán para incrementar las capacidades del navío, así como su vida operativa, la cual se predice que será de entre treinta y cuarenta años más una vez reactivado en 2018, momento en el que será el buque de guerra más poderoso de la armada rusa gracias a la instalación de nuevos sistemas de comunicaciones, de seguimiento y detección, sistemas de armas, como misiles de crucero Kalibr, antibuque Onyx y antiaéreos S-400 y Redut, además de una panoplia de ochenta misiles de crucero, así como a la revisión completa y la recarga de sus dos reactores nucleares KN-3. 

La modernización se aplicará posteriormente al crucero de la misma clase Pyotr Veliky (Pedro El Grande), buque en activo e insignia de la Flota del Norte.

Los Kirov, con sus 28.000 t. a plena carga, son los mayores buques de guerra existentes, con la excepción de portaaviones y buques anfibios, y careciendo de equivalente en las flotas occidentales. El Nakhimov, en concreto, entró en servicio en la Flota del Norte en 1988 y fue decomisado en 1999 por falta de fondos. En 2012, los otros dos cruceros de esta serie, Almirante Ushakov y Almirante Lazarev, fueron considerados como no reparables y fueron desguazados. 

Se estima que el coste de la modernización del Nakhimov rondará los 1.250 millones de euros, que es el importe de los dos buques anfibios clase Mistral que Francia está construyendo para la Marina rusa.

Lectura de 15 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 754 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 19º
  • Higrómetro: 45%

15 de Abril de 2015






martes, abril 14, 2015

Guardia de televisión: reseña a la primera temporada de “El ministerio del Tiempo”

«El cliente (no) siempre (, nunca) tiene la razón».

Entre noches cada vez menos frías, domeñadas por esperpentos recauchutados y mal teñidos y por engendros que resquebrajan la quietud con sus gorgoritos, cuando no alaridos, una sombra ha estado cruzando veloz el bosque de antenas que ya no existe. Algo que ha querido ser diferente pues el gran público no siempre tiene la razón.

Tras terminarse la única temporada de “Víctor Ros”, con la que muchos hemos vuelto a pulsar el botón 1 de nuestro mando a distancia, había mucha expectación con “El ministerio del Tiempo”, una serie española que mezcla ciencia-ficción con historia. Sí, española. Cuesta creerlo. Una producción que ha revolucionado las redes sociales y con la que, siendo sincero, también me he dejado llevar por los tuits, sintiéndome, por desgracia, como en aquellos momentos en los que la trilogía tolkieniana de Peter Jackson se colaba en cualquier conversación. Pero he querido (¿podido?) refrenarme a tiempo, simplemente porque me gusta más “Víctor Ros” que “El ministerio del Tiempo”. 

Llegado a este punto, no soy capaz de recordar  una expresión al uso para lo que quiero exponer, ya que tan solo me sale el de “la confianza da asco” (totalmente desacertada y fuera de lugar) para tratar de vestir cierto aborrecimiento que he sentido hacia la vorágine que se ha estado generando con esta nueva serie; vorágine como la que ya viví hace más de una década. Por entonces, fui uno de tantos frikis que seguían las andanzas de hobbits, elfos, enanos y humanos, malgastando el tiempo en foros y topándome con ciertos elementos que terminaron por obligarme a enterrar los libros de "El Señor de los Anillos" bien hondo y a abandonar al polvo la edición extendida de la trilogía cinematográfica. Simplemente, acabé aborreciendo el género y respecto a la nueva trilogía de El Hobbit… pues la voy viendo también a golpe de dvd; ni se me ha pasado por la cabeza perder el dinero yendo al cine y tampoco es que sea algo me quite el sueño. 

Hace más de diez años me desembaracé, cansado ya, de toda la fantasía y, por simpatía nada simpática, de mi querida ciencia-ficción, a la que he ido regresando en cortas visitas para “tomar el té” y poco más, abrazando la ficción realista con cierto fervor fanático.

Por eso quizá haya visionado esta primera temporada de “El ministerio del Tiempo” con algo más de cabeza fría, ya que Internet está a rebosar de pollos sin cabeza.

La propuesta de los hermanos Olivares (uno de ellos, tristemente fallecido) es un soplo de viento fresco por haberse atrevido a conjugar algo que, hasta hace unas semanas, parecía imposible en la televisión actual: una serie de acción que nos lleva a diversos momentos de nuestra historia y a tratar con personajes clave de la misma. Es digno de elogio que lo hayan conseguido y, encima, con tanta calidad de ambientación y de cásting. Sin embargo, dentro de mi frialdad, soy de los que han ido encontrando piedras con forma de interrogantes sobre el propio guión; un libreto en el que no sé si está plagado de zonas en blanco o si ha sido quemado con la colilla de un cigarrillo por pura desidia. 

Os adjunto una serie de cuestiones, muchas tontas, pero que me han ido asaltando y que merecen su momento de “gloria”:
  • ¿No sería más lógico que el ministerio estuviera ubicado en El Escorial, la famosa “Puerta del Diablo”? 
  • Si las patrullas tienen por misión mantener inalterado el Pasado histórico, ¿por qué no se aprecian cambios como desaparición de recuerdos, objetos, obras, etc.? Me estoy refiriendo a “Regreso al Futuro” primera parte, en la que Marty MacFly la pifia con su madre y su Futuro se va desvaneciendo en una foto. Tal y como están presentados los argumentos de los capítulos de “El ministerio del Tiempo” se ve que siempre van a conseguirlo. 
  • ¿A qué viene el rollo sobre el Futuro (Pasado) de Amelia Folch si lo descubriría todo con tan solo consultar la hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional de España? Siendo de una familia pudiente y una de las primeras universitarias, seguramente los periódicos recogerían más de una noticia referente a ella. Incluso le bastaría con ir al Registro Civil.
  • ¿No tendría que haber un control de seguridad en cada puerta? Esta pregunta, quizá, sobra, viendo cómo los funcionarios del día a día se saltan a la torera los sistemas de seguridad allá donde trabajan.
  • ¿Por qué no hay controles médicos visibles? 
  • Si el ministerio, por lo que se ve, no cumple la añeja normativa de acceso de discapacitados (de 1985 si no me equivoco) y no hay una sola rampa y sí un montón de escaleras, ¿cómo Alonso de Entrerríos mete una Harley-Davidson de unos 250-300 kilos dentro?
  • ¿Por qué Julián, hombre del s. XXI, nunca se queja del pestazo de las calles de épocas pasadas?
  • ¿Por qué…?

Creo que mi lista ya roza lo grotesco.

En el ministerio, que se desgañita por mantener el statu quo ante histórico, se aprecian un montón de goteras, cuando no filtraciones y moho para aquel que lo visiona como algo más que un puro entretenimiento, para alguien que se ha vuelto demasiado exigente con las producciones de televisión. En ocasiones no hay ningún hilo que enlace distintas escenas, y algunas son tan abruptas que te dejan descolocado, frunciendo el ceño y echándote hacia atrás en el sofá.

Por todo ello, ¿es para tanto como para que se obtenga una respuesta así por el público en las RRSS (ya que en audiencia el esperpento sigue siendo el rey)? Hasta el empuje de la gente en Twitter y demás plataformas ha permitido que la serie renueve, al menos, por una temporada más; lo cual es muestra evidente del poder que tienen estos medios. Sin embargo…

La serie me parece harto entretenida, aunque mi opinión acerca de diferentes capítulos dista mucho de la general que se leen en las RRSS. Para gustos, los colores. Cuenta con notas sobresalientes, tanto como para pasar el rato inocentemente como para que sus espectadores nos convirtamos en los habitantes de una irreductible aldea gala que se niega a la zombificación y a la ignorancia más aguda y generalizada a nivel patrio. Creo que “El ministerio del Tiempo” es lo que es: un divertimento que tiene el gran mérito de haber conseguido que muchos cojan por primera vez en su vida una obra de Lope de Vega, García Lorca o al Lazarillo, sepan que durante sesenta años las coronas de España y Portugal estaban sobre una única testa o quién era el Empecinado; o, como yo, que he visto con nuevos ojos a Picasso.

Quizá "El ministerio del Tiempo" sí sea la punta de lanza, el ariete, en una cruzada por la conservación de nuestro patrimonio histórico.

Lectura de 14 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 756,5 (Variable). Despejado
  • Termómetro: 18º
  • Higrómetro: 45%

14 de Abril de 2015






lunes, abril 13, 2015

El mar según Antón Pávlovich Chéjov

El mar no tiene ni sentido ni piedad.

Lectura de 13 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 758 (Variable). Despejado
  • Termómetro: 17º
  • Higrómetro: 46%

viernes, abril 10, 2015

Lectura de 10 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 755 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 17º
  • Higrómetro: 45,5%

10 de Abril de 2015




jueves, abril 09, 2015

Entrevista al investigador Julio B. Mutti



Desde el día de ayer, en la web de Historia Rei Militaris, podéis leer la extensa entrevista que le realicé al investigador y ensayista argentino Julio B. Mutti, auténtico especialista en la materia de la vinculación de Argentina con el III Reich.

Esta entrevista la hemos realizado con motivo del próximo lanzamiento de su nueva obra Nazis en las sombras” (Nowtilus, en la serie “Historia incognita”) y tan solo esperamos que con ella se os despierte el apetito por saber más de este oscuro pasaje histórico en el que Julio lleva años inmerso.



Lectura de 9 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 755 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 17º
  • Higrómetro: 45,5%

9 de Abril de 2015




miércoles, abril 08, 2015

Entre el barro



Este artículo, por meritos propios, merece formar parte de los escogidos por el Coleccionista de Pecios (y así lo hemos etiquetado), pero también de que le dediquemos tiempo para que sea incorporado a la sección de “Apuntes”; y es que nos hemos tropezado con un tesoro inesperado, ¡eso es lo bonito!, mientras “paseábamos” por las marismas del río Medway, en Kent (Inglaterra): en marea baja y entre el fango, en Humble Bee Creek, emerge el pecio de un submarino alemán de la Gran Guerra, cuya identidad se duda entre si es el UB-122 o el UB-123, ambos de la clase UBIII (aunque hay cierta mayoría de opiniones en que es el primero de los dos navíos indicados).

Al término de la primera guerra mundial, hasta cien submarinos alemanes se rindieron a las  fuerzas navales británicas. Aquellos que no se incorporaron después a la lista de buques de la Marina francesa, sirvieron para dotar de maquinaria a fábricas como la de cemento de Halstead, en el mismo Kent, antes de ser desguazados.

Las razones que han permitido que este UBIII se mantenga como un pecio en la marisma de Medway desde, al menos, 1921 es un misterio de imposible solución por el momento, así que dedicaremos el resto del artículo a desgranar las características técnicas del UB-122.

  • Constructor: AG Weser de Bremen. Nº 295
  • Coste: 3.654 marcos
  • Ordenado: 28 de Febrero de 1917
  • Quilla: 21 de Mayo de 1917
  • Botado: 2 de Febrero de 1918
  • Entregado a la Marina imperial: 4 de Marzo de 1918
  • Adscrito a la tercera flotilla de submarinos
  • Comandante: Oberleutnant zur see Alexander Magnus
  • Dimensiones: 55,85 de eslora; 5,80 de manga y 3,72 de calado
  • Propulsión: dos motores diésel Körting de seis cilindros de 1.060 hp, que le permitiría navegar en superficie a 13,9 nudos; y dos motores eléctricos Siemens de 788 shp, que le permitirían una navegación en inmersión de 7,6 nudos
  • Profundidad máxima: 50 metros
  • Armamento: Cinco tubos lanzatorpedos y una capacidad de carga de diez torpedos. Un cañón L/30 de 88 mm
  • Dotación: treinta y cuatro hombres (3 oficiales)
  • Entregado al Reino Unido el 24 de Noviembre de 1918





Lo podréis admirar en el Google Earth en las siguientes coordenadas:

  • 51º25'50.40" N 
  • 0º37'55.07" E


Lectura de 8 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 754 (Variable). Despejado
  • Termómetro: 17º
  • Higrómetro: 45,5%

martes, abril 07, 2015

Publicación del segundo volumen de HISTORIAS DE LA MARINA MERCANTE ESPAÑOLA



El tiempo pasa y eso significa que los proyectos que bien comienzan bien acaban. Ayer mismo, por la tarde, me llegó un correo, como a muchos otros, de parte de nuestro amigo Roberto Hernández, el Ilustrador de Barcos. Con la alegría propia de tales acontecimientos, nos hacía sabedores de la publicación del segundo volumen de HISTORIAS DE LA MARINA MERCANTE ESPAÑOLA, dedicado a la Compañía Trasatlántica Española, publicado por Ediciones Sanahuja y distribuido por la Librería Náutica Robinson de Madrid.

Como bien nos explica Roberto, este ejemplar repasa la historia de Compañía Trasatlántica Española por medio de dieciocho buques escogidos adrede para ofrecer al lector y amante de esta materia una visión panorámica. Así, entre sus páginas surcan los mares vapores, motonaves y turbonaves; con nombres como Alfonso XII y XIII, Reina María Cristina, Santa Isabel, Marqués de Comillas, Begoña y Montserrat

Dichos barcos navegan en este libro gracias a las acuarelas de Roberto, pero también acompañados por fotografías, muchas de ellas obtenidas en fondos que no habían visto la luz hasta ahora, y por relatos acerca de los mismos.

Como ya se ha mencionado, el libro está a disposición en la librería Robinson, en el siguiente enlace


La tirada de este segundo tomo también es limitada en ejemplares, por lo que estáis advertidos.

Para finalizar, y en relación a este libro, el mismo será presentado el próximo 8 de Mayo del corriente en el Museo Marítimo del Cantábrico (Santander), del que ya hemos hablado a vuela pluma en ENMP.

Tan solo dedicar nuestros mejores deseos a esta apasionante y admirable labor.



Lectura de 7 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 763 (Variable). Despejado
  • Termómetro: 16º
  • Higrómetro: 45,5%

7 de Abril de 2015



lunes, abril 06, 2015

Cita de José Ángel Buesa

El mar sigue cantando cuando pierde una ola.

José Ángel Buesa (1910-1982) fue un escritor cubano que comenzó a sentirse atraído por la poesía a temprana edad, pero no fue hasta completar sus estudios de bachillerato cuando comienza a participar en círculos culturales en La Habana, dando a conocer sus versos.

Con el triunfo de la revolución castrista, Buesa partió hacia el exilio, residiendo en Europa y en Santo Domingo, de cuya universidad fue catedrático.

De su obra, los expertos destacan títulos como "La fuga de las horas", "La vejez de Don Juan", "Lamentaciones de Proteo" y "Poemas en la arena". 

Lectura de 6 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 760,5 (Variable). Despejado
  • Termómetro: 16º
  • Higrómetro: 45,5%

miércoles, abril 01, 2015

Lectura de 1 de Abril de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 760,5 (Variable). Despejado
  • Termómetro: 14º
  • Higrómetro: 48%

martes, marzo 31, 2015

Lectura de 31 de Marzo de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 761 (Variable). Cúmulos
  • Termómetro: 14º
  • Higrómetro: 48%

31 de Marzo de 2015



lunes, marzo 30, 2015

Lectura de 30 de Marzo de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 761 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 13º
  • Higrómetro: 47%

viernes, marzo 27, 2015

Lectura de 27 de Marzo de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 759 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 13º
  • Higrómetro: 45%

jueves, marzo 26, 2015

Ya tengo mis ejemplares de "El Imperio del Sol Naciente"

Bueno, bueno. Se ha hecho la mañana un tanto larga, esperando que me llegaran por mensaka los ejemplares que me tocan por contrato de mi nueva obra, un ensayo del que ya os he dado la "barrilla" en su momento. Sí, ese de los contactos habidos entre Occidente y Japón entre los s. XVI y XIX y que Nowtilus ha tenido a bien publicar.

Tener el libro entre las manos, más allá de un archivo .doc o en una galerada en .pdf es una sensación muy especial. Estoy encantado con cómo ha quedado, y espero que sea también un libro que os atraiga y que os sumerja en esta historia maravillosa que he querido recuperar de las profundidades de la mina de la Historia.

A continuación os dejo los datos de la obra y fotografías del feliz acontecimiento que acabo de vivir:

Título Original: El Imperio del Sol Naciente
ISBN Ed. Impresa: 9788499676890
Formato: 17 x 22,5
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 320
P.V.P.R. Ed. Impresa: 16,95 €
ISBN Ed. Electrónica: 9788499676913
ISBN Ed. Bajo Demanda: 9788499676906











Lectura de 26 de Marzo de 2015 a las 1200 horas



  • Barómetro: 754 (Variable). Encapotado
  • Termómetro: 12º
  • Higrómetro: 44,5%

26 de Marzo de 2015